Archivo de la categoría: Autor

Consenso Constitucional en las comunidades


consenso-constitucionalEl proyecto Consenso Constitucional ha alcanzado el objetivo que se propuso desde sus inicios, procurando siempre cambios fundamentales, impulsados por el propio proyecto, para dotarnos del Estado de Derecho que deseamos para Cuba sobre la base de la anhelada Constitución democrática.

Consenso Constitucional comenzó con una hoja de ruta para abordar aspectos relacionados con las leyes actuales y brindó la metodología requerida para las Mesas de Iniciativas Constitucionales (MIC), que comenzaron en mayo y junio por todo el país y lograron un rico y amplio debate desde la ciudadanía al rescate pleno de la soberanía. Las recogidas de firmas y propuestas ciudadanas, como forma de participación e implicación de los ciudadanos en el proyecto de Asamblea Constituyente que impulsa Nuevo País, beneficiaron mucho los debates en las Mesas Iniciativas Constitucionales.

Cada vez a más ciudadanos se insertaron en este proceso, que ofreció la oportunidad para el debate e ideas de sus puntos de vista sobre las leyes futuras. Dentro del amplio proyecto Consenso Constitucional, se creó el primer Foro Económico y las Encuestas Participativas como vía de extender y captar las ideas de cada vez más ciudadanos en sus diversos espacios.

A través de pequeñas grabaciones de tres minutos, los ciudadanos vienen expresando en las encuestas su visión sobre el estado de las leyes y sus ideas de qué  y cómo se puede asumir el papel de ciudadano en la sociedad. Todas estas escaladas de Consenso Constitucional ha sido importante  para el desarrollo del proyecto y el rescate de la legitimidad del ciudadano. Por muy importante que sean los cambios o reformas desde el poder del Estado, lo principal es que se rescate plenamente la soberanía tal y como se reconoce en todas las constituciones, incluso la cubana. Entre las etapas fundamentales que ha vivido Consenso Constitucional, vamos a referir específicamente el Primer Foro Económico, que ha tenido una excelente aceptación.

Se creó como espacio para emprendedores y productores pequeños y medianos nacionales, ya que Consenso Constitucional entiende que las riquezas futuras dependen de las pequeñas y medianas empresas y de los medianos productores. El Foro Económico pretende el intercambio entre todos aquellos que deseen inscribirse y busca apoyos mutuos para llegar así a cambios legales y a diferentes iniciativas para la protección de los derechos de los campesinos y los trabajadores por cuenta propia, los cuales están desprotegidos frente a las autoridades, que solo quieren extraer la parte jugosa sin dar importancia realmente a la protección de sus derechos.

Mediante el intercambio de ideas, criterios, valoraciones y puntos de vista que aportan los trabajadores por cuenta propia y los campesinos como pequeños productores, al inscribirse en el Primer Foro Económico, se pudo lograr el objetivo. Consenso Constitucional respetó y compartió las ideas de los que crean y producen, y por ello estos debates contaron con un número significativo de campesinos y trabajadores por cuenta propia.

En los municipios Banes y Antilla, al norte de la provincia oriental de Holguín, se han inscrito hasta el momento 70 trabajadores por cuenta propia y campesinos como pequeños productores, a quienes llamamos Emprendedores. A través de los debates e intercambios pudieron primero informar  las pésimas condiciones en que están trabajando para subsistir y llevar los alimentos a sus  hogares. Esto se ha tornado problemático por el mal funcionamiento del sistema económico. Otro de los aspectos abordados son los altos impuestos que exigen tanto la Oficina Nacional Tributaria (ONAT) a los trabajadores por cuenta propia como las cooperativas a los campesinos inscritos. Estos últimos manifestaron y denunciaron que los abusos del gobierno no se limitan a altos impuestos, sino que incluyen otras lindezas del poder, como decomisar animales, cultivos y frutos.

Un punto muy importante fue la imposibilidad de vender sus cosechas una vez recogidas. Si el gobierno no autoriza la comercialización, los campesinos no pueden venderlas a la ciudadanía. Si algún campesino no cumple con lo que está establecido, entonces es multado y, en ocasiones, se decomisan los productos. Seguir leyendo Consenso Constitucional en las comunidades

Anuncios

La sociedad civil a escena


MCMLa Cumbre de las Américas es la mejor oportunidad para Cuba. Por primera vez desde 1959, nuestro país tiene y aprovecha la ocasión brindada por la comunidad internacional para ponerse a tono con el mundo.

Repasemos. En 1985 el Gobierno cubano tuvo un excelente momento para colocar al país a la altura de lo que se avecinaba. Decidió por el contrario desaprovechar la perestroika y la ocasión abierta para detener, en algún punto, la crisis estructural del país, aunque para ello tuviere que haber reconocido la crisis estructural del modelo.

Con toda probabilidad no se hubiera salvado el socialismo si el Gobierno usaba la ocasión para transformarse, pero sí se hubiera salvado, por ejemplo, la industria azucarera. Por no hacer los cambios necesarios, no tenemos hoy ni socialismo ni azúcar.

Esta segunda oportunidad es mejor y distinta. Distinta, porque prosigue el proceso gradual de regreso a nuestro espacio geopolítico natural. Mejor, porque por primera vez se invita a todo un país a ese proceso de integración.

Ninguno de los foros en esta parte del mundo considera a Cuba entera. Ni la Comunidad del Caribe (CARICOM), ni la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) piensan en Cuba cuando utilizan el correo para abrir sus puertas al país. Para ellos se trata del “pensamiento en las alturas”, que solo reconoce a nuestra nación a través del Estado. Ni más ni menos.

Con la VII Cumbre de las Américas todo cambia. Las Américas, medio a regañadientes en su parte latina, aceptan que estén en pie de igualdad en su foro más importante aquellos que están en desacuerdo con el régimen y aquellos que lo apoyan contra todo sentido común.

Este es un desafío formidable. Fundamentalmente para la sociedad civil democrática. Allí podemos hacer lo que nos enseñaron desde pequeños en todos los niveles posibles de enseñanza y que se proyecta casi a diario en los medios de comunicación de la Isla y desde las esquinas políticas oficiales, en los más recónditos lugares de la Isla. Podemos gritar, ofender, excluir y seguir sustituyendo la discusión racional de los argumentos por la destrucción moral del adversario. También podemos decir, como nos acostumbró a hacerlo la narrativa política al uso: ellos no, nosotros sí. Es decir, podemos proyectarnos en modo negativo, agregando la queja al improperio. Pero esto no es recomendable. Seguir leyendo La sociedad civil a escena

Taller de Gestión de Conflicto


unnamed (9)

El lunes 9 de Febrero  se desarrollo en el marco de la Red de Facilitadores de Aulas Abiertas un taller sobre Gestión de Conflicto animado por Mario Jose Delgado, coordinador de la plataforma LGBTI Divina Esperanza.

Aulas Abiertas como laboratorio de ideas que permite el tejido de alianzas hace posible desde la pedagogía del conocimiento el dialogo horizontal entre diversos actores de la sociedad civil.

unnamed (8)

En el marco del taller y de una forma dinámica y participativa el facilitador estimulo la intervención desde un taller no solamente  diseñado para entregar conceptos básicos de negociación, habilidades de comunicación y mediación, que permiten a los activistas tener a la mano herramientas para un mejor desempeño de su labor dentro de la sociedad civil sino también la creación de nuevos conocimientos pues no solo se intercambia información.

unnamed (20)En el marco del taller y desde una mirada de grupo los facilitadores mostraron interés en trabajar de forma colectiva sus tensiones, dudas e inquietudes. Coordinar grupos de aprendizajes es una de las tareas permanente que propuso este equipo de trabajo.

El objetivo principal de cada uno de estos talleres es  capacitar intensivamente a activistas que tengan incidencias en diferentes espacios en lo cual la sociedad civil cubana tiene identificado su radio de acción. Una sesión completa del taller no agota el tema sino desde otras ventanas de oportunidades permite la continuidad del mismo.

unnamed (4)

Participantes:

  • Aimee Cabrera Álvarez, Periodista Independiente, coordinadora PISAPE
  • Nancy Alfaya Hernández, Coordinadora proyecto Mujer no cedas tu Lugar
  • Eylen Omaida, Bibliotecaria Independiente
  • Jacqueline Madrazo Luna, Red de Facilitadores Aulas Abiertas
  • Pablo Marchant Morales, periodista independiente
  • Leonardo Hernández Camejo, periodista independiente y activista CIR
  • Miriam Herrera Calvo, periodista independiente
  • Sergio Giralt Estrada, periodista independiente
  • Mario Jose Delgado, Facilitador, coordinador Fundación LGBTI Divina Esperanza
  • Juan Antonio Madrazo Luna, Coordinador Red Facilitadores Aulas Abiertas

Presentación del Premio Nacional de Literatura Independiente “Gastón Baquero” en Cuba


Presentacion de libros

Una velada cultural en homenaje al poeta checo Jaroslav Seifers, Premio Nobel de literatura en 1984 y al novelista Milos Urban considerado el Umberto Eco de su país fue la más reciente propuesta del espacio cultural Puente de Letras entre la Embajada de la República Checa en la Habana y el Club de Escritores Independiente de Cuba.

La ocasión fue la oportunidad para la presentación y entrega oficial del Premio Nacional de Literatura Independiente “Gastón Baquero” que otorga NeoClub Ediciones de Miami que en su primera edición fue merecedor del mismo el  escritor y periodista independiente Jorge Olivera Castillo.

???????????????????????????????

Olivera Castillo preside el Club de Escritores Independiente, es fundador de la  agencia Habana Press, de la cual fue su director desde 1999 hasta el 2003 en que fue arrestado y condenado a 18 años de prisión en los sucesos conocidos como la Primavera Negra.

Tras cumplir 20 meses y 18 días le fue concedida la libertad extrapenal por motivo de su delicada salud pero la  medida impuesta aun no le permite salir de su país.

Es autor de los poemarios Confesiones ante del Crepúsculo (2005), En Cuerpo y Alma (2008), Cenizas Alumbradas( 2010), Sobrevivir en la Boca del Lobo( 2012) , Tatuajes en la Memoria ( 2013) así como los cuentos Huésped del Infierno ( 2007) y Antes que amanezca y otros relatos ( 2010)

Para Jorge Olivera el Premio Gastón Baquero de literatura cubana independiente es ” un compromiso en la defensa de la libertad de expresión. Yo llevo más de 20 años luchando por la libertad de expresión y no es un premio solamente por la obra sino también por la trayectoria que implica estas dos décadas de lucha. Realmente se lo quiero dedicar a  todos los escritores y  periodistas que han sufrido cárcel o se encuentran encarcelado tanto en Cuba como en el extranjero”.

IMG_9492

También fueron presentados los más recientes títulos de NeoClub Ediciones entre los que se encuentran los libros” Los Tigres de Dire Dawa y otros cuentos” de Luis Cino Álvarez, “El Libro de la Habana” de Juan González Febles, “La Chica de Nombre Eslavo” de Roberto Quiñones, “Así lo quiso Dios y otros relatos “de Orlando Freire,” Un abismo por Dentro” de Guillermo Fariñas y “Revolución a la Carta” de Victor Manuel Domínguez todos miembros del Club de Escritores

El espacio Puente de Letras  que coordina el Club de Escritores Independiente es posible hace 8 años gracias a la solidaridad de varias misiones diplomáticas en la Habana comprometida con las diversas  voces de la sociedad civil cubana.

¿Revolución sin enemigo?


BarackObamaRaulCastro1

Jean Paul Sartre lo dijo bien en 1960: “Si Estados Unidos no existiera, Cuba debería inventarlo”. Pero Barack Obama desinventó a los Estados Unidos de Castro.

Analizar esta mutación geopolítica, que descoloca todo un proyecto concebido desde y para la confrontación, requiere más perspectiva para entender con claridad la derrota estratégica del régimen cubano, pero lo que acaba de acontecer el 17 de diciembre no puede entenderse con los criterios normales de la política mediana. Se sitúa en el espacio decisorio de los hombres de Estado que apuestan por la sabiduría política, más que por la continuidad que impone la realpolitik. Y la sabiduría política sienta a los enemigos en la mesa. Para sorpresa de uno de ellos.

Ese tipo de decisiones sabias, y también riesgosas, no abundan. En la época moderna lo he visto solo en tres ocasiones: en la India de Mahatma Gandhi, en los Estados Unidos de Martin Luther King y en la Sudáfrica de Nelson Mandela. En los tres momentos, y a contrapelo de la realpolitik ―que se define bien como la política desde el status quo―, se rompió el curso de los acontecimientos, que marcaban una deriva violenta como solución aparente de conflictos históricos, a favor de la visión de lo que es mejor según criterios morales, políticos, civilizatorios y de eficacia. Por ese orden.

Barack Obama tiene límites inmediatos para ser comparado con esos tres íconos de la historia moderna, pero el proceso de normalización de las relaciones entre los gobiernos de Cuba y de los Estados Unidos que puso en marcha, hace saltar por los aires la realpolitik en el hemisferio occidental en tres zonas diferenciadas: Miami, América Latina y Cuba.

En estas tres zonas la realpolitik la determina más el discurso que los hechos. Cuba, después de 1959 es eso: la hegemonía de la autonarración y el raquitismo de los hechos. La narrativa emocional y su percepción derivada han sido la base del tipo y de la estructura de relaciones que ellas han sostenido por más de medio siglo con los Estados Unidos.

Fue la narrativa la que convirtió el acontecimiento de la revolución cubana en un proceso contra los Estados Unidos. El gusto ideológico y cultural por el relato atrapó a un evento de restauración democrática abierto al futuro, según su pacto y discurso original, dentro de un conflicto utópico permanente, casi naturalizado, pero con poca densidad histórica acumulada. A partir de aquí nació en Miami un contra relato que fijó, hasta bien entrado el siglo XXI, las opciones reales de la política estadounidense. Y América Latina, a derechas, y sobre todo a izquierdas, redactó su propio relato intensamente superficial: una ficción sobre una Cuba que ignora contra unos Estados Unidos que resiente.

Lo que ha hecho Obama es desarticular a tres centros de poder que se constituyeron por la narrativa; poniéndolos a la defensiva. La exaltación en Miami, el silencio en La Habana y el discurso de izquierda reminiscente en América Latina son reacciones distintas ante un mismo hecho: después del 17 de diciembre los Estados Unidos han dejado sin narrativa ideológica al hemisferio occidental.

Un reciente artículo en este mismo periódico de un prominente líder progresista del hemisferio, Ricardo Lagos, refleja la perplejidad con la que se recibe en cierta izquierda la noticia de la normalización entre Los Estados Unidos y Cuba. Como si no hubiera ocurrido nada en los últimos veinte años, el texto se recrea en un paseismo mítico y reproduce de forma intacta el lenguaje de los “gloriosos sesenta”, en el entendido de que la revolución cubana habría sido una utopía posible si no se hubiera topado con la oposición de los Estados Unidos. Cuando lo contrario es lo cierto: Cuba fue una utopía gracias a los yanquis.

Desde Miami, aunque no en todo Miami, el paseismo se invierte. Los Estados Unidos, se dice, han traicionado la causa, desconociendo la memoria de miles de muertos y de desaparecidos en la empresa de recuperar la democracia. Esos sectores ―bien comprometidos con Cuba por cierto―, no se dan cuenta, sin embargo, que el enemigo inventado era el enemigo necesario para impedir, con bastante éxito, que la controversia democrática alcanzara los primeros planos de la escena pública cubana. Y occidental.

La Habana, por su parte, alimenta su pasado con el vacío narrativo. De ahí el silencio y la ausencia de un discurso alternativo para tiempos de paz. La destrucción de su narrativa es de tal calado que no encuentra cómo responder al dilema del enemigo por transitividad. Hasta ayer, la comunidad prodemocrática cubana era el enemigo agregado porque era amiga del enemigo principal. ¿Qué debe pasar ahora, siguiendo el hilo del alegato histórico, cuando se normalizan las relaciones entre dos Estados enemigos? ¿No sería lógico iniciar el proceso de normalización entre el Estado y la sociedad cubanos? ¿Se ha roto de pronto la transitividad?

Después del 17 de diciembre ya no se puede narrar en el hemisferio occidental. Dicho con mejor exactitud: solo se pueden narrar la democracia y sus valores. Y esta narración se abre por obligación a la política y a lo político si quiere sobrevivir como articulación de la sociedad. El desafío mayor recae, no obstante, sobre lo que insisten en llamar Revolución Cubana: ella se enfrenta a su propio origen revolucionario, en el que se inscriben las libertades fundamentales, el Estado de derecho y las elecciones libres y democráticas.

Para corregir a Sartre: esa es la única revolución en Cuba que no necesita inventar a los Estados Unidos.

El amedrentador terrorizado


 

Tras el acuerdo para normalizar las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana, y no en pese las declaraciones del dictador Raúl Castro de que el régimen no cambiaría  su carácter totalitario y socialista, hubo muchos que incautamente han pensado que esto significará un cambio hacia una apertura y liberalización en su naturaleza despótica.

La ilusión duró poco. A escasos días del sorpresivo anuncio, una actriz cubana, Tania Bruguera, decidió hacer un simple acto (‘performance’) llamado el ‘El Susurro de Tatlin # 6’ en el centro neurálgico del poder en Cuba, la Plaza de la Revolución, en donde opositores, simpatizantes y gente de pueblo expresaran aquellas cosas que deberían cambiarse en el país.

Ella quiso hacerlo contando con el permiso del gobierno y  para lo cual solicitó la anuencia del Consejo Nacional de las Ares Plásticas (CNAP), quienes ipso facto le negaron el permiso, por lo que ella decidió hacerlo a como diera lugar y convocó al pueblo para la emblemática plaza.

Así las cosas, la actriz, quizás sin preverlo, apretó el ‘panic botton’ de la tiranía y raudo y veloz comenzaron un operativo represivo, desproporcionado e histérico, arrestando a líderes de la oposición como Antonio Rodiles, presidente de Estado SATS y Eliezer Ávila dirigente de la organización Somos Mas, fotógrafos como Claudio Fuentes, Damas de Blanco como Aliuska Gómez y Lourdes Esquivel, periodistas independientes como Reinaldo Escobar, esposo de la bloguera  Yoani Sánchez, y a quien, a esta última, la mantuvieron en detención domiciliaria, y a otros opositores más incluyendo a la actriz Tania Bruguera, a quien la retuvieron en una estación de policía y tras soltarla, la arrestaron de nuevo llevándola al centro de interrogatorios y torturas de la Seguridad del Estado, Villa Marista.

Pero, ¿Por qué tanta reacción represiva desproporcionada? Un régimen que se repute de ser verdaderamente sólido y fuerte no tiene por qué temer a los comentarios y criticas pacíficas  de sus ciudadanos. Un gobierno que en verdad goce del apoyo masivo del pueblo, no tiene que cogerle miedo a que unos cuantos ciudadanos se reúnan públicamente y expresen su sentir político y social. ¿Por qué tanto miedo? ¿O será que no son tan fuertes como aparentan?

Los gobiernos verdaderamente fuertes son aquellos en donde el pueblo es libre para labrar su destino, ya que la fuerza del pueblo reside en el respeto a los derechos de sus ciudadanos y sus instituciones democráticas.

Por el contrario, las dictaduras no son pueblos, sino minorías que con engaño y fuerza usurpan un poder que corresponde al pueblo; razón por la cual, han de ampararse en las bayonetas y los tanques para sostenerse y ejercer impositivamente su ilegítimo poder.  Y he ahí el origen de su debilidad intrínseca y la causa del miedo que las dictaduras tienen a las libres expresiones y actuaciones de un pueblo.

El miedo. He aquí la razón de la irracional represión contra la actriz Tania Bruguera,  los opositores y ciudadanos dispuestos a participar en el ‘performance’.

Resulta que el amedrentador del pueblo cubano , general de ejército Raúl Castro y su camarilla le tienen miedo — yo diría terror — a una inofensiva joven dama, actriz de profesión, y unos cuantos ciudadanos que en una plaza pública iban a expresar pacíficamente unas opiniones… Y contra ellos, asustados, reaccionaron lanzándoles armados policías y encarcelándolos.

El amedrentador esta aterrorizado de su pueblo ante la imagen de lo que sería — como lo fue — un pueblo en las calles tumbando un muro como en Berlín, o de verse en los zapatos de un Ceacescu ante un pueblo en las calles de Bucarest tumbando un sanguinario tirano, o ante la posibilidad de ser confrontado por un pueblo demandando libertad como ocurrió en Tunes.

Y es que estos hechos dramáticos de la historia en donde los pueblos  se alzan contra sus opresores, ocurren cuando estos se percatan del terror que los dictadores les tienen y la debilidad intrínseca de los tiranos, y cobran conciencia de que la fuerza y el poder radican en la voluntad de ser libres.

El caso Fariñas y la política de estado en Cuba


images (2)

La dictadura castrista vuelve a mostrar su verdadero rostro al intentar asesinar al opositor y premio Sajarov Guillermo Fariñas.

Un agente provocador del régimen irrumpió durante una reunión de opositores del Frente Anti-totalitario Unido (FANCU) en Santa Clara, con el propósito de quitarle la vida a Fariñas resultado gravemente herida la Dama de Blanco María Arango Percival. También fueron heridos la Dama de Blanco Isabel Fernández Llanez, el tío de Fariñas, Miguel Fariñas Key, y los opositores Jesús Arístides Hernández Pérez y Frank Reyes López.

El agresor, al salir del lugar, fue recogido por el capitán de la Seguridad del Estado, Reinier Rodríguez Conte, quien echándole el brazo por encima lo monto en su auto y lo llevo a su casa, donde hasta el presente se encuentra en libertad a pesar de las denuncias hechas por el propio Fariñas en una estación de policía de Santa Clara.

Lo curioso es que tales hechos ocurren cuando la dictadura está envuelta en una ofensiva propagandística con vistas a cambiar la percepción de su imagen en los círculos internacionales. El régimen ha simulado una apertura permitiendo a los ciudadanos abrir negocios pequeños por cuenta propia; haciendo alarde de inversiones extrajeras billonarias como las del puerto de El Mariel; facilitando la salida al exterior de los cubanos, incluso de algunos opositores; desplegando sus cabilderos en los círculos de poder en Washington y Bruselas; y movilizando a sus plumas mercenarias en los grandes periódicos para exigir se les levante el embargo y que los capitales foráneos inviertan en Cuba.

Pero en Cuba la realidad, es que el carácter estalinista y tiránico del régimen persiste. Son frecuente los arrestos y detenciones de opositores. El pasado mes de Octubre se detuvieron 413 opositores para un total de 7,675 detenciones arbitrarias según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

Si recordamos hace tan solo un par de años (2012) la dictadura asesinó a los opositores Oswaldo Paya Sardiñas y Harold Cepero. Ese mismo año también asesinó Wilmar Villar Mendoza y a Juan Wilfredo Soto García. En el 2010 al preso político Orlando Zapata Tamayo.

El régimen no ha renunciado a su longeva política de estado para el exterminio selectivo de opositores. Una política que comenzó desde 1959 cuando el actual mandatario General Raúl Castro Ruz mató 72 personas en Santiago de Cuba durante los primeros días de Castro haber tomado el poder. Para luego, misteriosamente, hacer desaparecer al comandante Camilo Cienfuegos en Octubre de 1959. En 1960 en la fortaleza de La Cabaña el genocida Ernesto (Che) Guevara fusiló miles de cubanos tras juicios amañados cuyas sentencias de muerte estaban pre-dictadas. En 1962, por ejemplo, específicamente el 30 de agosto, se fusilaron en ese solo día 489 personas. A los largo de las más de cinco décadas del castrismo continuó esta macabra política estalinista en donde se destacan en 1972 el asesinato en la cárcel de Pedro Luis Boitel. En 1989 el fusilamiento del general Arnaldo Ochoa.  El derribo de las avionetas de Hermanos al rescate en 1996 matando a sus tripulantes en labores de rescate humanitario. Sin dejar de destacar los asesinatos de niños para escarmentar y amedrentar al pueblo como los de Rio Canimar  (1980) y los del Remolcador ’13 de Marzo’ (1994) o el fusilamiento de tres jóvenes del incidente de la lancha “La Baraguita” en 2003. Hasta hoy se han contabilizado unas 8,567 muertes atribuidas a la dictadura castrista.

Esta consistente política de ejecuciones pone de manifiesto la existencia de una  política de estado orientada al exterminio de opositores que a juicio del régimen pudieran representarles una amenaza a su poder absolutista. Un hecho evidente el cual los mercenarios del falso periodismo como Eugenio Londoño del New York Times rehúsan reconocer.

Parece ser que la dictadura, tras la visita de Guillermo Fariñas al extranjero y reunirse con la oposición en el exilio, lo considera un elemento peligroso para el régimen , como un día igualmente consideró así a Oswaldo Paya Sardiñas y lo asesinó, simulando un supuesto “accidente” de auto. Está claro que cualquier cosa que le pase al portador del Premio Sajarov será  responsabilidad exclusiva de los hermanos Castro. Seguir leyendo El caso Fariñas y la política de estado en Cuba