Archivo de la categoría: Dora Leonor Mesa Crespo

Desde hace doce años participa como maestra de primaria en proyectos comunitarios con el fin de perfeccionar los metodos de aprendizaje en la enseñanza primaria.

ACDEI y los cambios en el sector educacional cubano


La creación de la Asociación Cubana para el Desarrollo de la Educación Infantil (ACDEI) es un cambio dentro del contexto educativo cubano actual. ACDEI fue fundada como asociación el 22 de septiembre del 2010; anteriormente se trataba de un proyecto comunitario llamado Plapliplo, con alumnos de la enseñanza primaria.

El posterior desarrollo del proyecto hasta convertirse en ONG se debe a la capacitación recibida por su actual coordinadora en cursos a distancia del Instituto Tecnológico de Monterrey (www.massociedad.org.mx) referidos a la sociedad civil y el curso de liderazgo en la Universidad de Texas El Paso. En el presente texto se detalla todo el proceso del cambio personal experimentado por una ciudadana, así como las transformaciones realizadas en la ONG ACDEI.

Maestra del Proyecto Plapliplo: Agente de Cambio Interno

Uno de los objetivos esenciales del proyecto Plapliplo era elevar la calidad de la educación de los niños y niñas cubanos de bajos recursos. Se pretendía convertir el proyecto en un soporte de apoyo al Sistema Oficial de Enseñanza Primaria en la comunidad. Comenzaba desde preescolar hasta sexto grado, aunque en la práctica empezó exitosamente desde el primer grado hasta cuarto.

Después de cuatro años de trabajo, el alumnado había adquirido suficientes habilidades como para que continuase sus estudios sin la ayuda del proyecto. Como maestra la relación se circunscribía a la existente entre docente –padres-alumnos. Las actividades eran  significativas  y  el quehacer de la coordinadora muy laborioso, como corresponde a un buen docente; sin embargo  lo que sucedió después era impredecible.

Los cambios introducidos en el proyecto se pueden simplificar de la siguiente manera: un nuevo enfoque de cómo impartir las clases y crear la independencia necesaria en el alumnado para que fuese capaz de asumir adecuadamente nuevos retos académicos y sociales.

Se debe mencionar que no fue sencillo demoler las barreras que están dentro de algunos  padres cubanos para conseguir que aparezca una buena disposición al cambio de estrategia en la enseñanza. Exigió un esfuerzo de todos los involucrados, los alumnos, sus familias y la docente, la cual al cabo de cuatro años descubrió que su trabajo había sido monitoreado por directivos de educación de uno de los  municipios de  la capital (Playa).

Fue una sorpresa y alegría a la vez, se sabía que dentro del grupo había padres opuestos a los cambios, aunque continuaron en el proyecto hasta el final. Nada pudieron objetar los funcionarios del Ministerio de Educación con respecto a las clases impartidas dentro del proyecto Plapliplo y su dosificación; desde un inicio  preparadas respetando el programa oficial de enseñanza cubano, aunque con actividades y ejercitaciones diferentes.

El  único cambio importante consistió en la estrategia del proyecto al emplear  recursos tecnológicos. La familia de los alumnos estuvo  involucrada en la introducción de la  tecnología, pues  tenía el derecho de participar para que se sintiera valorada y asumiera de mejor agrado su compromiso. Se identificaron rápidamente las resistencias por parte de algunos progenitores para dirigir especialmente los esfuerzos hacia ellas. La comunicación docente- padre era constante pero las intervenciones se intensificaron en particular con los más desconfiados. Se comprendieron  sus miedos y a la vez con firmeza se continuó el novedoso procedimiento. La correcta predicción de los resultados esperados había sido evaluada con anterioridad en otro grupo de alumnos. Este aspecto daba una ventaja inobjetable al éxito del proyecto. Así se anticipaban las maniobras necesarias ante las dificultades  y obstáculos de esta nueva propuesta.

Coordinadora de la Asociación Cubana para el Desarrollo de la Educación Infantil: Agente de Cambio Interno

 Con el fin del período escolar  de ese año la coordinadora comenzó a estudiar en cursos a distancia del Instituto Tecnológico de Monterrey (www.massociedad.org.mx) referidos a la sociedad civil. Emprendía así nuevos pasos al cambiar su propio enfoque de ciudadana que desea  ayudar a la sociedad cubana en los asuntos educativos. Ante todo existía un gran dilema: ¿Por dónde empezar? El curso de Liderazgo de la Universidad de Texas El Paso ayudó ante el desafío. La ejecución un trabajo investigativo sobre un tema escolar fue el comienzo de la  investigación bibliográfica, los trabajos publicados sobre educación por los propios expertos cubanos y las recomendaciones y tratados firmados por Cuba con entidades internacionales como UNICEF y la ONU.

La solución salió a la luz: Cuba enfrenta dificultades con la enseñanza preescolar y sobre todo en el ámbito de las guarderías privadas.

El conocer el principio del camino no era más que una etapa. La próxima debía ser asumir el compromiso y  la voluntad de recorrerlo y además, involucrar a otros seguidores. Llegó el momento de elaborar un árbol de problemas. Una vez confeccionado con la ayuda de todos los involucrados, incluyendo las recomendaciones de amigos, alguien debía asumir el liderazgo y sus riesgos. El deseo de compartir la autoridad  no fue posible por la hostilidad del medio social cubano.

Minzberg y su obra “Diseño de Organizaciones” es una herramienta muy efectiva. El momento y la nueva organización precisaban de  un diseño simple. La estructura simple facilita controlar la calidad del desempeño y responsabilizar más definidamente de él a los miembros de ACDEI y personas involucradas en el proyecto. Esta distribución organizativa es muy flexible y dinámica, necesaria en situaciones como las que tiene Cuba actualmente si bien tiene sus desventajas explicadas detalladamente por Mintzberg (1989, Pág. 136).Una de ellas es la posibilidad de que ACDEI no crezca lo suficiente de mantenerse con tan pocos miembros, aunque pudiera expandirse si se le reconoce como asociación.

dora

Otro reto formidable es el reconocimiento legal de ACDEI en Cuba. Se buscó asesoría legal en la Asociación Jurídica de Cuba y Cubalex (ambas, organizaciones independientes de la sociedad civil cubana). Aquí ocurre otro cambio para enfrentar las nuevas circunstancias. No bastaba el enfoque educativo, es indispensable incluir el aspecto legal para garantizar el triunfo y proteger lo realizado.

Lecturas sobre asuntos jurídicos de las ONG y sus retos actuales en otros países dieron una visión mucho más completa de las necesidades de ACDEI. Esta actitud fue bien recibida por los miembros. Ahora las informaciones sobre leyes se transmiten rápidamente a cada uno. Es de vital importancia la comunicación libre entre todos los de la organización. Este flujo e intercambio fortalece la confianza de los seguidores. Seguir leyendo ACDEI y los cambios en el sector educacional cubano

En Cuba David busca un milagro ante Goliat


Viceministra de Educación amplía detalles  sobre Enseñanza Politécnica Cubana

Mi única  alegría es mi tristeza, mi único descanso el duro trabajo.

Michelangelo Buonarroti

Creador florentino

La Enseñanza técnica y profesional (ETP) y la   preuniversitaria son consideradas por el Ministerio de Educación (MINED) como diferentes tipos de enseñanza y por tanto son abordadas de forma diferenciada  por el Estado Cubano. Una de las razones defendidas por  los directivos de educación del país es que son planes de clases diferentes con distintos objetivos.

Entre  los directivos mejor informados sobre la Enseñanza Técnica y Profesional sobresale  la vice-ministra de educación,  Lic. Kenelma Carvajal Pérez, quien durante el programa televisivo (15 de septiembre del  2011)  Mesa Redonda Informativa,  referido al  inicio del curso escolar 2011-2012 expuso:

 “…La Enseñanza Técnica y Profesional es una prioridad, no podría ser distinto, la formación de los técnicos y obreros que requiere el país tiene que ser una prioridad porque de lo contrario  no puede lograrse el desarrollo económico y social que el país está necesitando.

El Comandante en Jefe nos llamó en  julio del 2008, en la Asamblea Nacional, a  que cada territorio debía  formar los recursos humanos que ese territorio requería. Y esto nos ha hecho también a nosotros los que estábamos conduciendo la ETP, comenzáramos un proceso de revisión, de análisis, de evaluación de lo que estábamos haciendo; para lograr también estar a tono con la calidad que se estaba pidiendo en esa formación. Seguir leyendo En Cuba David busca un milagro ante Goliat

Enseñanza Técnica y Profesional: Los estudiantes buscan más que un título


“Cuando el hombre se ve obligado a aceptar una necesidad externa, mediata,

 se encuentra en una situación equívoca, bivalente; porque equivale a que se le invitase a hacer suya -esto significa aceptar- una necesidad que no es suya.

 Tiene, quiera o no, que comportarse como si fuese suya –se le invita, pues, a una ficción, a una falsedad. Y aunque el hombre ponga toda su buena voluntad para lograr sentirla como suya, no está dicho que lo logre, no es ni siquiera probable.”

                           José Ortega y Gasset

En su edición dominical (abril 8,2012, pág. 4), el periódico Tribuna de la Habana publica un reportaje titulado: “Oportunidades en Enseñanza Técnica y Profesional”, referido a la continuidad de estudios de los alumnos egresados de la Enseñanza Secundaria Básica (séptimo a noveno grado).

Los comentarios iniciales tienen un tono optimista pues aseguran que:

“los jóvenes aspiran a carreras técnicas después de concluir este curso lectivo su noveno grado, a ellos correspondió disfrutar de una respuesta planificada, operativa y con la particularidad de que asegura para ellos la posibilidad ilimitada de continuidad de estudios, gracias a la notoria y reconocida importancia que concede el país a la formación de obreros calificados y técnicos medios vinculados directamente con la producción y los servicios”. Seguir leyendo Enseñanza Técnica y Profesional: Los estudiantes buscan más que un título