Denuncia Caso #5: Violencia Múltiple


Sin títuloMotivo: Desencuentro vecinal con evidente trasfondo político

Violencia Grado 4: violencia física múltiple con lesiones  diversas a las personas agredidas, con penetración de domicilio ajeno.

Personas violentadas: Marta Beatriz Roque (lesiones en todo el cuerpo y brazo izquierdo inmovilizado), Yadira Bombino Rodríguez (golpeada y arañada), Ivis Rodríguez González (contusiones en el cuerpo, boca partida y pérdida de parte del cabello), Tania La Torre Montesinos (mano inflamada) y Fermín Zamora Vázquez (desfiguración de rostro).

Fuente: Periodista independiente Roberto Escobedo Morales

Descripción: El jueves 21 de marzo, en horas de la tarde, 6 vecinos, tres hombres y tres mujeres, invadieron el domicilio de Martha Beatriz Roque Cabello, agrediendo violentamente al resto de las personas allí presentes, luego de una discusión por desacuerdos vecinales. Existen serias sospechas de que se trata de una provocación montada en respuesta a las protestas de la dueña del inmueble por un intento arbitrario de ilegalización, que tuvo que ser desestimado por las autoridades. Los agredidos han hecho sus respectivas denuncias acusatorias de los agresores.

Violencia Cero dará debido seguimiento al caso.

DSCF2040

Línea Ayuda Violencia Cero

Teléfonos:

1-       Tania García Hernández        Fijo: 42 486338              Móvil: 53149215

2-       Gloria Llopis Prendes                                                            Móvil: 53224504

3-       Manuel Cuesta Morúa                                                           Móvil: 52840388

4-       Margarita Martínez Pineda                                                  Móvil: 53635522

5-       Eroisis González Suárez                                                        Móvil: 58057350

6-       Yasnay Lozada Castañeda     Fijo: 22 658450            Móvil:  58251161

Plataforma Femenina Nuevo País

Blog: www.proyectonuevopais.org

Anuncios

Línea Nacional de Ayuda contra la Violencia


Sin títuloLa Línea Nacional de Ayuda contra la Violencia es un programa para la recepción de denuncias de casos de violencia en todo el país. Las denuncias se procesarán en los distintos Informes periódicos del Proyecto Violencia Cero sobre el comportamiento de la violencia, que se darán a conocer a organismos e instituciones correspondientes en todo el mundo. La Línea Nacional ofrecerá también información que ayude a las víctimas y a los interesados en conocer cómo defenderse y enfrentarse pacíficamente a los actos o a situaciones de violencia.

Esta Línea Nacional está compuesta por una batería de teléfonos fijos y móviles, que se irá incrementando gradualmente hasta cubrir todas las provincias y las 24 horas del día. Por razones obvias, los interesados deben usar primordialmente la telefonía fija y reservar la telefonía móvil para casos de extrema urgencia. Pedimos que en el caso de los móviles se le dé prioridad a la mensajería, más barata, para que  la ciudadanía tenga mayores opciones de denunciar sus casos.

Teléfonos:

1-      Tania García Hernández        Fijo: 42 486338                  Móvil: 53149215

2-      Gloria Llopis Prendes                                                                Móvil: 53224504

3-      Manuel Cuesta Morúa                                                               Móvil: 52840388

4-      Margarita Martínez Pineda                                                     Móvil: 53635522

5-      Eroisis González Suárez                                                            Móvil: 58057350

6-      Yasnay Lozada Castañeda     Fijo: 22 658450                 Móvil:  58251161       Seguir leyendo Línea Nacional de Ayuda contra la Violencia

Plataforma Femenina Nuevo País


nuevo país

La militarización de la sociedad cubana constituye otro proceso que potencia el rol masculino en la sociedad, en detrimento de los roles propios de las mujeres que nos identificamos con las concepciones feministas. El feminismo más genuino no solo se opone a la guerra sino que busca la desmilitarización de la sociedad.  Las condiciones hoy existentes en nuestro país están llevando a las mujeres cubanas a aquellas realidades históricas anteriores que trabajosamente se iban superando. Las carencias materiales en la sociedad reflejadas directamente en el hogar, la ausencia de condiciones para el cuidado primario de los hijos, la violencia estructural que va descomponiendo nuestros códigos y valores sociales, la violencia doméstica e intrafamiliar, la pérdida de la autoestima, especialmente de las más jóvenes, y el retorno explícito a un machismo arcaico afectan con particular virulencia nuestras posibilidades para una sistemática y emancipada participación en la modernización de la sociedad.

El retorno de estas realidades constituye, no obstante, una oportunidad crítica para constituir una organización femenina, entre las existentes, con una agenda autodefinida desde y por las mujeres. Pese a que Cuba cuenta con un feminismo intelectual de ricas perspectivas, son débiles las plataformas que integren a las mujeres, en toda su pluralidad, desde abajo y en la sociedad a una propuesta social que le proporcione suelo y fuerza a nuestras demandas y al debate social sobre nuestras ideas de qué y cómo se debe transformar la sociedad cubana. Somos las grandes perdedoras dentro de la actual dinámica de cambios en el país, y nuestras necesidades y agendas no se han introducido en el limitado debate social hoy existente.

La Plataforma Femenina Nuevo País se constituye como una organización moderna, progresista y con una agenda feminista actualizada para responder tanto a las necesidades institucionales del debate actualizado sobre temas de género, como a la creciente demanda de muchas mujeres en Cuba para crear organizaciones de origen, formato y concepción diferentes a la oficialista Federación de Mujeres Cubanas, ajena esta ultima a la deliberación y a las problemáticas del sujeto mujeres, al valor de la subjetividad femenina y la discusión siempre viva sobre temas de identidad.

La Plataforma Femenina Nuevo País potenciará  la creación de una sólida organización femenina que defina y defienda los derechos e intereses de las mujer desde la mujeres, y compartiendo con los hombres nuestra visión. Nadie mejor que nosotras está en condiciones de plantear, sin tutelas externas, cuáles son y cómo canalizar aquellos valores, códigos, objetivos e intereses que expresarían nuestras inquietudes, peculiaridades y posibilidades de participación social, económica y política. Para nosotras tiene un valor fundamental no emular a los hombres ni estandarizar nuestros parámetros a los masculinos. Por eso valorizamos con vigor  la  manera que tenemos las mujeres feministas de trabajar en la sociedad: reunir y no marginar; trabajar para construir y dar vida; cuidar lo que está creado y mediar en los conflictos.  Por eso, parte de nuestra labor estará encaminada a suavizar y eliminar la crueldad propia al ejercicio de un tipo de poder, en el que desafortunadamente están implicadas muchas mujeres en Cuba, tratando de introducir un nuevo lenguaje y comunicación sociales que elimine la machicización de sociedad.

 La sociedad y nación a las que aspiramos depende en mucho de la capacidad que despleguemos para hacer valer una agenda feminista que cuenta con raíces en la historia, cultura y tradición cubanas, y que puede y necesita nutrirse del debate y los alcances del movimiento feminista mundial.Contrariamente a como habría dicho José Martí, la mujer auténticamente emancipada, que afirma con originalidad y radicalidad la libertad,  no es la sonrisa necesaria a la gloria de los hombres, sino la que trabaja junto, no contra ellos, en la edificación de una sociedad moderna, equilibrada y equitativa, concebida como un lugar para todos.

Coordinadoras Plataforma Femenina Nuevo País

La Habana, 19 de marzo de 2013

Yasnay Lozada Castañeda                                                     Marta Tamayo González

Eroisis González Suarez                                                        Dailen Rojas Pérez

Gloria Llopis Prendes

 

Denuncia: Caso #3 Palma Soriano


Sin títuloCaso: José Ramos Corrales

Dirección: Calle 1ra. Edificio A2, Escalera 2, Apartamento 17, Comunidad Nito Ortega, Palma Soriano, Santiago de Cuba.

Teléfono Móvil: +53 5 3145982

Violencia: Grado 3: Daños a la propiedad, daños morales y daños psicológicos.

Descripción:

El pasado 9 de marzo a las 10.00am hubo de personarse en casa de José Ramos Corrales, el Jefe de Sector de la Policía Nacional en dicha comunidad, para inquirirle al ciudadano Ramos Corrales por unas declaraciones antigubernamentales que este había hecho en la ocasión. Aparentemente hubo una discusión y un desacuerdo por un reclamo policial totalmente ilegal en tanto vulnera un derecho ciudadano.

Posteriormente se apareció en la vivienda una Brigada de Respuesta Rápida que destrozó literalmente partes de la vivienda, robó parte del inmobiliario y destrozó con un montacargas el inmueble que Ramos Corrales utilizaba para un pequeño negocio de venta de alimentos.

Su vivienda fue apedreada e incluso, un cuarto de la misma vivienda donde Ramos Corrales y miembros de su familia se refugiaron después de que la puerta principal de su casa fuera destruida.

Aquí concurren una serie encadenada de violaciones de la Constitución y de las leyes vigentes, severamente sancionadas por el Código Penal en curso. Asalto a la propiedad, robo con fuerza, destrucción de la propiedad, violencia en las cosas e intimidación y amenaza sobre las personas. Delitos agravados por la participación y permisibilidad de las autoridades policiales con flagrantes contravenciones de la ley.

Es desde luego un acto de terrorismo agravado, porque implica vandalización y quebranto del orden y la ley. El proyecto Violencia Cero denuncia con vigor este acto de violencia y dará seguimiento público y legal del caso.

Coordinadoras Proyecto Violencia Cero

Yasnay Lozada Castañeda                                                     Marta Tamayo González

Eroisis González Suarez                                                        Dailen Rojas Pérez

Gloria Llopis Prendes

Declaración


Violencia 00El pasado 11 de marzo cinco miembros de la ONG Pastores por el Cambio, con sede en la ciudad de Bayamo, provincia Granma, fueron detenidos por más de cuatro horas en la sede de instrucción de la policía política de la localidad por distribuir los volantes del Proyecto Violencia Cero.

Antonio Rodríguez Estrada, presidente de Pastores por el Cambio, Luis Alberto Milanés Ravelo, José Armando Turnes Milanés, Lewis Rafael Palomino Granado, Julio Magaña Sánchez y Juan Alberto Olivo Méndez habían acudido al mismo lugar en la mañana de ese día, e infructuosamente, con el propósito de reclamar algunos equipos electrónicos y otras pertenencias que les habían ocupado en forma ilegal a su regreso de una breve estancia en La Habana.

Posteriormente, los cinco religiosos empezaron a distribuir entre los ciudadanos un grupo de volantes Violencia Cero, con una acogida impresionante, como parte de la Campaña y del Proyecto del mismo nombre, en el que participan cientos de ciudadanos y un grupo de organizaciones de la sociedad civil en toda la isla, y que lidera la Plataforma Femenina Nuevo País.

Despojados una vez más de sus pertenencias, entre ellas una cámara digital de video, celulares y memorias, estos religiosos fueron violentados, amenazados e intimidados por sus actividades contra la violencia, y en el caso de Rodríguez Estrada advertido con desatar en su contra una campaña de descrédito ante y entre los miembros de las distintas congregaciones religiosas, haciéndole aparecer como un colaborador de los órganos de la policía política.

Destaca un hecho ciertamente singular en esta detención: la policía política se encuentra preocupada porque la llamada contrarrevolución está trabajando contra la violencia social y política potenciada y generada por la llamada revolución tanto desde el Estado como desde las condiciones sociales y culturales reproducidas por un discurso violento y un modelo fallido.

Y es preocupante. A estas alturas, y dada la profundidad del problema de la violencia en Cuba, es de suponer que las autoridades aprendan los modales elementales de decencia y se pongan a trabajar por su cuenta para detener la creciente espiral de violencia que se dibuja, anida y describe en la sociedad cubana.

Es necesario que el Estado cubano y sus órganos actúen con madurez y seriedad de una buena vez, poniendo en el pasado, como han hecho con ciertas pautas económicas erradas, ese procedimiento primariamente matón e intimidatorio que solo refuerzan los comportamientos violentos acumulados en la sociedad.

Entre nosotros ocurren hechos de violencia física, descontando las violencias psicológica y verbal que forman parte de nuestra condición social, todos los días y a intervalos de tiempo cada vez más reducidos.

Estamos preocupados por un caso reciente ocurrido el pasado sábado 9 de marzo en la localidad de López Peña, en Pinar del Río, donde fue agredido nuevamente, en esta ocasión con arma blanca, el activista Armando Peraza Hernández. Obran en su poder un certificado médico que ilustra clínicamente la agresión de la que fue objeto y las heridas ocasionadas, y la denuncia hecha ante la policía nacional.

Es clave que el gobierno tome cartas frente a este asunto. Vivimos en un entorno sub hemisférico  lo suficientemente violento como para que los ciudadanos decentes de este país no trabajemos con determinación e inteligencia para conjurar este flagelo. De Estados Unidos a Venezuela , pasando por México, Haití, Jamaica, Honduras, El Salvador y Venezuela la violencia es la excrecencia social y política más visible, junto a la pobreza, y no podemos darnos el lujo de permitir un mayor enquistamiento de sus raíces; en una sociedad en cambio, por demás.   Seguir leyendo Declaración