Un Mensaje Unido a la VII Cumbre de las Américas


Sin título

Oposición, sociedad civil y actores sociales democráticos cubanos

Las Cumbres de las Américas deben ser el lugar para la participación y representación de todas las democracias de las Américas. De sus Estados y de sus ciudadanos libres. Todo ello pasa por la creciente incorporación de las sociedades civiles y de los actores sociales en el proceso de Cumbres, para que adquieran verdadera importancia los temas de discusión y se exija que los gobiernos representen a sus pueblos.

Aquí estamos: la oposición, la sociedad civil y los actores sociales democráticos cubanos que hemos asumido, tras una larga lucha de constitución y fortalecimiento, principios de acuerdo expresados, desde una rica diversidad, en el Acuerdo por la Democracia, en los Puntos de Consenso Cubano, en las propuestas del Foro por los Derechos y las Libertades y en los Cuatro Puntos de Consenso de Espacio Abierto.

Nuestra misión compartida es la defensa y promoción de todos los principios democráticos, de las libertades fundamentales y de los derechos humanos que están en la base cultural, histórica y política en este hemisferio, gracias a esa rica diversidad.

Es claro que una sociedad civil vigorosa solo es posible donde se les reconoce independencia a sus ciudadanos y se les respeta sus derechos y libertades fundamentales. La VII Cumbre de las Américas es la oportunidad para que el hemisferio occidental reconozca la legitimidad de la sociedad civil cubana independiente dentro de lsla y en la Diáspora como interlocutora válida del pueblo cubano.

Es también el escenario para hacer evidente que la plena inserción del gobierno cubano en el sistema interamericano es incompatible con los postulados de la Carta Democrática Interamericana.

Y ello por:

  1. la represión a quienes en Cuba ejercen los derechos de expresión, reunión, asociación y manifestación,
  2. la existencia de prisioneros políticos y de conciencia,
  • el hostigamiento permanente al naciente sector de emprendedores,
  1. la falta de voluntad para ratificar los Pactos de Derechos civiles, políticos; y Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas, firmados por el gobierno pero no ratificados por la Asamblea Nacional del Poder Popular,
  2. la existencia de un régimen de partido único que no permite la alternancia en el poder,
  3. la negativa a consultar al pueblo cubano sobre su futuro y la imposibilidad para los ciudadanos de elegir entre diferentes alternativas políticas, y por
  • la prohibición de la democracia representativa pluripartidista.

Ninguna de las metas de esta Cumbre, que como oposición y sociedad civil apoyamos, podrán lograrse en Cuba negando los derechos humanos, entendidos en su integralidad, del pueblo cubano.

Yo Soy Cuba” es nuestro lema de identidad, con el que la mayoría de nuestras alternativas se compromete a trabajar juntos, para que Cuba regrese como nación libre y soberana a un entorno hemisférico donde prevalezcan la democracia y el respeto institucional de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Taller de Gestión de Conflicto


unnamed (9)

El lunes 9 de Febrero  se desarrollo en el marco de la Red de Facilitadores de Aulas Abiertas un taller sobre Gestión de Conflicto animado por Mario Jose Delgado, coordinador de la plataforma LGBTI Divina Esperanza.

Aulas Abiertas como laboratorio de ideas que permite el tejido de alianzas hace posible desde la pedagogía del conocimiento el dialogo horizontal entre diversos actores de la sociedad civil.

unnamed (8)

En el marco del taller y de una forma dinámica y participativa el facilitador estimulo la intervención desde un taller no solamente  diseñado para entregar conceptos básicos de negociación, habilidades de comunicación y mediación, que permiten a los activistas tener a la mano herramientas para un mejor desempeño de su labor dentro de la sociedad civil sino también la creación de nuevos conocimientos pues no solo se intercambia información.

unnamed (20)En el marco del taller y desde una mirada de grupo los facilitadores mostraron interés en trabajar de forma colectiva sus tensiones, dudas e inquietudes. Coordinar grupos de aprendizajes es una de las tareas permanente que propuso este equipo de trabajo.

El objetivo principal de cada uno de estos talleres es  capacitar intensivamente a activistas que tengan incidencias en diferentes espacios en lo cual la sociedad civil cubana tiene identificado su radio de acción. Una sesión completa del taller no agota el tema sino desde otras ventanas de oportunidades permite la continuidad del mismo.

unnamed (4)

Participantes:

  • Aimee Cabrera Álvarez, Periodista Independiente, coordinadora PISAPE
  • Nancy Alfaya Hernández, Coordinadora proyecto Mujer no cedas tu Lugar
  • Eylen Omaida, Bibliotecaria Independiente
  • Jacqueline Madrazo Luna, Red de Facilitadores Aulas Abiertas
  • Pablo Marchant Morales, periodista independiente
  • Leonardo Hernández Camejo, periodista independiente y activista CIR
  • Miriam Herrera Calvo, periodista independiente
  • Sergio Giralt Estrada, periodista independiente
  • Mario Jose Delgado, Facilitador, coordinador Fundación LGBTI Divina Esperanza
  • Juan Antonio Madrazo Luna, Coordinador Red Facilitadores Aulas Abiertas

Presentación del Premio Nacional de Literatura Independiente “Gastón Baquero” en Cuba


Presentacion de libros

Una velada cultural en homenaje al poeta checo Jaroslav Seifers, Premio Nobel de literatura en 1984 y al novelista Milos Urban considerado el Umberto Eco de su país fue la más reciente propuesta del espacio cultural Puente de Letras entre la Embajada de la República Checa en la Habana y el Club de Escritores Independiente de Cuba.

La ocasión fue la oportunidad para la presentación y entrega oficial del Premio Nacional de Literatura Independiente “Gastón Baquero” que otorga NeoClub Ediciones de Miami que en su primera edición fue merecedor del mismo el  escritor y periodista independiente Jorge Olivera Castillo.

???????????????????????????????

Olivera Castillo preside el Club de Escritores Independiente, es fundador de la  agencia Habana Press, de la cual fue su director desde 1999 hasta el 2003 en que fue arrestado y condenado a 18 años de prisión en los sucesos conocidos como la Primavera Negra.

Tras cumplir 20 meses y 18 días le fue concedida la libertad extrapenal por motivo de su delicada salud pero la  medida impuesta aun no le permite salir de su país.

Es autor de los poemarios Confesiones ante del Crepúsculo (2005), En Cuerpo y Alma (2008), Cenizas Alumbradas( 2010), Sobrevivir en la Boca del Lobo( 2012) , Tatuajes en la Memoria ( 2013) así como los cuentos Huésped del Infierno ( 2007) y Antes que amanezca y otros relatos ( 2010)

Para Jorge Olivera el Premio Gastón Baquero de literatura cubana independiente es ” un compromiso en la defensa de la libertad de expresión. Yo llevo más de 20 años luchando por la libertad de expresión y no es un premio solamente por la obra sino también por la trayectoria que implica estas dos décadas de lucha. Realmente se lo quiero dedicar a  todos los escritores y  periodistas que han sufrido cárcel o se encuentran encarcelado tanto en Cuba como en el extranjero”.

IMG_9492

También fueron presentados los más recientes títulos de NeoClub Ediciones entre los que se encuentran los libros” Los Tigres de Dire Dawa y otros cuentos” de Luis Cino Álvarez, “El Libro de la Habana” de Juan González Febles, “La Chica de Nombre Eslavo” de Roberto Quiñones, “Así lo quiso Dios y otros relatos “de Orlando Freire,” Un abismo por Dentro” de Guillermo Fariñas y “Revolución a la Carta” de Victor Manuel Domínguez todos miembros del Club de Escritores

El espacio Puente de Letras  que coordina el Club de Escritores Independiente es posible hace 8 años gracias a la solidaridad de varias misiones diplomáticas en la Habana comprometida con las diversas  voces de la sociedad civil cubana.

Convocatoria: Cumbre Paralela oposición y sociedad civil democrática cubana


Después de sendos encuentros en la ciudad de Miami, con miembros de la comunidad de cubanos allí radicados y con Cubanos Unidos de Puerto Rico, representantes de la oposición en la isla y en el exilio, convocamos oficialmente a a trabajar para realizar una Cumbre Paralela el próximo mes de abril a propósito de la VII Cumbre de las Américas a realizarse en Panamá.

Invitamos a todos los cubanos a trabajar mancomunadamente para que la voz de la sociedad cubana, comprometida con las libertades fundamentales y el bienestar de nuestros compatriotas, esté presente en este cónclave hemisférico.

 YO SOY CUBA es el lema con el que acudiremos a esta importante cita de las Américas.

 Una Cumbre Paralela se celebrará también en La Habana de forma simultánea.

 Esperamos la participación de todos los cubanos

 Nota: en las redes sociales utilizaremos el hashtag #YoSoyCuba 

Declaración del Partido Arco Progresista sobre la flexibilización de las relaciones Cuba-Estados Unidos


arton8543En el momento en que la administración norteamericana hace efectivas las primeras medidas de flexibilización de las relaciones Cuba- Estados Unidos anunciadas el pasado 17 de diciembre de 2014, los miembros y simpatizantes del Partido Arco Progresista reafirmamos nuestro respaldo a este proceso de distensión que debe contribuir a la creación de mejores ambientes internos y externos de cara al reto de hacer avanzar a Cuba hacia las más plenas democracia e igualdad social.

Nuestro partido, comprometido desde su fundación y sus bases programáticas con el respeto a las libertades y los derechos humanos, la soberanía nacional y popular y la justicia social, ha rechazado por principio la confrontación y los patrones de guerra fría entre los dos países, los cuales han sido utilizados como persistente justificación para mantener la intolerancia que ha caracterizado a los gobernantes cubanos durante más de medio siglo

El alto liderazgo de La Habana no ha demostrado hasta el momento voluntad de comprometerse de manera explícita y efectiva con el respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos, sin embargo la real posibilidad de desmontar la dinámica de plaza sitiada propicia la creación de un nuevo escenario para el debate político cubano.

El planteamiento del presidente Raúl Castro sobre su disposición a discutir con el tradicional enemigo sobre cualquier asunto sin condiciones, reafirma la legitimidad de la demanda de reconocer y respetar la diversidad y el pluralismo al interior de la sociedad cubana.

En las nuevas condiciones y en el marco de este complejo proceso de redefinición de las relaciones entre los dos países, los demócratas de ambas naciones debemos imaginar las vías idóneas para potenciar el pleno desarrollo y fortalecimiento de la sociedad civil independiente, así como su reconocimiento en los organismos internacionales.

En estas circunstancias, consideramos necesario y posible que la comunidad internacional preste mayor atención a los enormes traumas que sufre el pueblo cubano, amén de brindar el más consecuente respaldo a los esfuerzos encaminados a restaurar la democracia plena en Cuba.

Independientemente de las particularidades y resultados de este proceso de nueva interrelación bilateral, los socialdemócratas cubanos reafirmamos nuestro compromiso y sensibilidad con los problemas, necesidades y anhelos de las minorías y sectores más vulnerables de la sociedad y la indeclinable determinación de luchar pacíficamente por alcanzar el  pleno respeto a los derechos de todos los cubanos sin distinción. Seguir leyendo Declaración del Partido Arco Progresista sobre la flexibilización de las relaciones Cuba-Estados Unidos

¿Revolución sin enemigo?


BarackObamaRaulCastro1

Jean Paul Sartre lo dijo bien en 1960: “Si Estados Unidos no existiera, Cuba debería inventarlo”. Pero Barack Obama desinventó a los Estados Unidos de Castro.

Analizar esta mutación geopolítica, que descoloca todo un proyecto concebido desde y para la confrontación, requiere más perspectiva para entender con claridad la derrota estratégica del régimen cubano, pero lo que acaba de acontecer el 17 de diciembre no puede entenderse con los criterios normales de la política mediana. Se sitúa en el espacio decisorio de los hombres de Estado que apuestan por la sabiduría política, más que por la continuidad que impone la realpolitik. Y la sabiduría política sienta a los enemigos en la mesa. Para sorpresa de uno de ellos.

Ese tipo de decisiones sabias, y también riesgosas, no abundan. En la época moderna lo he visto solo en tres ocasiones: en la India de Mahatma Gandhi, en los Estados Unidos de Martin Luther King y en la Sudáfrica de Nelson Mandela. En los tres momentos, y a contrapelo de la realpolitik ―que se define bien como la política desde el status quo―, se rompió el curso de los acontecimientos, que marcaban una deriva violenta como solución aparente de conflictos históricos, a favor de la visión de lo que es mejor según criterios morales, políticos, civilizatorios y de eficacia. Por ese orden.

Barack Obama tiene límites inmediatos para ser comparado con esos tres íconos de la historia moderna, pero el proceso de normalización de las relaciones entre los gobiernos de Cuba y de los Estados Unidos que puso en marcha, hace saltar por los aires la realpolitik en el hemisferio occidental en tres zonas diferenciadas: Miami, América Latina y Cuba.

En estas tres zonas la realpolitik la determina más el discurso que los hechos. Cuba, después de 1959 es eso: la hegemonía de la autonarración y el raquitismo de los hechos. La narrativa emocional y su percepción derivada han sido la base del tipo y de la estructura de relaciones que ellas han sostenido por más de medio siglo con los Estados Unidos.

Fue la narrativa la que convirtió el acontecimiento de la revolución cubana en un proceso contra los Estados Unidos. El gusto ideológico y cultural por el relato atrapó a un evento de restauración democrática abierto al futuro, según su pacto y discurso original, dentro de un conflicto utópico permanente, casi naturalizado, pero con poca densidad histórica acumulada. A partir de aquí nació en Miami un contra relato que fijó, hasta bien entrado el siglo XXI, las opciones reales de la política estadounidense. Y América Latina, a derechas, y sobre todo a izquierdas, redactó su propio relato intensamente superficial: una ficción sobre una Cuba que ignora contra unos Estados Unidos que resiente.

Lo que ha hecho Obama es desarticular a tres centros de poder que se constituyeron por la narrativa; poniéndolos a la defensiva. La exaltación en Miami, el silencio en La Habana y el discurso de izquierda reminiscente en América Latina son reacciones distintas ante un mismo hecho: después del 17 de diciembre los Estados Unidos han dejado sin narrativa ideológica al hemisferio occidental.

Un reciente artículo en este mismo periódico de un prominente líder progresista del hemisferio, Ricardo Lagos, refleja la perplejidad con la que se recibe en cierta izquierda la noticia de la normalización entre Los Estados Unidos y Cuba. Como si no hubiera ocurrido nada en los últimos veinte años, el texto se recrea en un paseismo mítico y reproduce de forma intacta el lenguaje de los “gloriosos sesenta”, en el entendido de que la revolución cubana habría sido una utopía posible si no se hubiera topado con la oposición de los Estados Unidos. Cuando lo contrario es lo cierto: Cuba fue una utopía gracias a los yanquis.

Desde Miami, aunque no en todo Miami, el paseismo se invierte. Los Estados Unidos, se dice, han traicionado la causa, desconociendo la memoria de miles de muertos y de desaparecidos en la empresa de recuperar la democracia. Esos sectores ―bien comprometidos con Cuba por cierto―, no se dan cuenta, sin embargo, que el enemigo inventado era el enemigo necesario para impedir, con bastante éxito, que la controversia democrática alcanzara los primeros planos de la escena pública cubana. Y occidental.

La Habana, por su parte, alimenta su pasado con el vacío narrativo. De ahí el silencio y la ausencia de un discurso alternativo para tiempos de paz. La destrucción de su narrativa es de tal calado que no encuentra cómo responder al dilema del enemigo por transitividad. Hasta ayer, la comunidad prodemocrática cubana era el enemigo agregado porque era amiga del enemigo principal. ¿Qué debe pasar ahora, siguiendo el hilo del alegato histórico, cuando se normalizan las relaciones entre dos Estados enemigos? ¿No sería lógico iniciar el proceso de normalización entre el Estado y la sociedad cubanos? ¿Se ha roto de pronto la transitividad?

Después del 17 de diciembre ya no se puede narrar en el hemisferio occidental. Dicho con mejor exactitud: solo se pueden narrar la democracia y sus valores. Y esta narración se abre por obligación a la política y a lo político si quiere sobrevivir como articulación de la sociedad. El desafío mayor recae, no obstante, sobre lo que insisten en llamar Revolución Cubana: ella se enfrenta a su propio origen revolucionario, en el que se inscriben las libertades fundamentales, el Estado de derecho y las elecciones libres y democráticas.

Para corregir a Sartre: esa es la única revolución en Cuba que no necesita inventar a los Estados Unidos.

para hacer de Cuba un país libre.