Problemas sin causas, hechos sin responsables


Los recientes sucesos del fraude académico en las pruebas de ingreso a las universidades cubanas, y la continuación de la investigación e instrucción penal de juristas y otros funcionarios de los Tribunales cubanos, demuestran una vez más los aportes “lingüísticos” de nuestro Sistema de Gobierno a las diferentes ramas del saber, es decir:

Física, cuerpos que en vez de caer, suben o flotan. Medidas colaterales para los jefes que nunca suben.

Matemática, salario mínimo ≠ canasta básica y necesidades primarias.   Los precios de los productos básicos en moneda a moneda del salario.

Pero, entre otros ejemplos existe uno en la rama de la Filosofía, relacionado con el materialismo dialéctico, donde nunca se cumplen las categorías ni las leyes de éste, componentes de los fundamentos políticos-sociales de nuestro estado según la Constitución en su artículo 5, cuando las consecuencias no tienen causas, ni los hechos responsables.

Cada vez que los Organismos de la Administración Central del Estado, (léase Ministerios o Poder Ejecutivo), enfrentan todo tipo de suceso, fenómeno social o político, ocurrentes en nuestra sociedad, nunca se refiere o aborda las causas de los mismos. Cualquier mención es a los “funcionarios violadores”, o los “individuos  aislados indisciplinados”, nunca a las deficientes estructuras ni el fracasado Sistema con sus fundamentos. Y si no queda más remedio de señalar alguna, es el imperialismo o sus mercenarios-disidentes en el país, con el fin de desestabilizar..….bla, bla, bla, bla….la misma retórica de siempre.

El otro componente que no puede faltar en estos análisis, forzados por la fuerza de la Internet, pues casi nunca lo hacen nacionalmente debido al famoso “secretismo”, es que ninguno de estos fenómenos, hechos de corrupción, violaciones, decadencias, etc, etc, nunca tienen responsables. No hay una posición valiente, sincera, transparente, autocrítica, de la problemática. Continúo repitiendo que mientras más se omitan   los problemas, sus  causas y sus responsables, más difícil será encontrarle soluciones.

Seguimos exigiendo, para salvar a nuestro país, la democratización real y efectiva de la Sociedad, una mejor Constitución, con apego a los Pactos internacionales de la ONU y respeto a las estructura y principios del derecho constitucional, el ejercicio libre del periodismo y la abogacía independiente, para que fiscalicen y denuncien estos hechos y conductas negativas que han proliferados en estos 50 años. Queremos vivir en un país donde la decencia, la moral, la ética cívica, la libertad, sean lo más abundante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s