Asambleas Deliberativas


                                                                                          

¿Qué son las Asambleas Deliberativas?

Son espacios de reunión y encuentro para que los ciudadanos practiquen, hagan propuestas y tomen decisiones a través de la Democracia Deliberativa.  Las Asambleas Deliberativas se reglamentan, por tanto, a partir de los requisitos y las características de la Democracia Deliberativa.

¿Y qué es la Democracia Deliberativa? La búsqueda de conformidad y acuerdo entre ciudadanos, con diferentes visiones y modos de pensar, por medio de la conversación respetuosa y en igualdad de condiciones sobre todos los aspectos que determinan y afectan su  vida en común. Para la Democracia Deliberativa todos los temas, desde los más fundamentales hasta los más ordinarios y prácticos, entran en la deliberación ciudadana.

¿En qué se basa la Democracia Deliberativa? En la soberanía de los ciudadanos. Todas las constituciones afirman que la soberanía reside en el pueblo. Pero con ello solo se garantiza que el poder político sea ejercido por sus representantes. La Democracia Deliberativa, un paso democrático más profundo, busca hacer más efectiva la soberanía del pueblo al consolidar la capacidad de todos y cada uno de los ciudadanos para definir con autonomía las opciones y decisiones políticas de su país, y para controlar a los funcionarios públicos. Al fortalecer la soberanía de los ciudadanos, se logran dos cosas: que la política se construya de abajo hacia arriba y que el Estado se ponga al servicio de los ciudadanos, no los ciudadanos al servicio del Estado.

La Democracia Deliberativa no elimina ni sustituye a los representantes. Sí significa una nueva cualidad y una nueva calidad democráticas. Ella extiende la deliberación, el debate, la discusión y la decisión políticas, que siguen considerándose legítimos solo para representantes, parlamentarios y funcionarios públicos, a todos los ciudadanos. Como legítimos soberanos, estos también proponen —proponer las ideas fundamentales es el rasgo que distingue a la deliberación—, y no solo opinan sobre las políticas del país y la sociedad. En la Democracia Deliberativa no se espera ni se pide permiso para pensar en la nación.

El voto para elegir y el criterio de las mayorías en las democracias electorales; la discusión de propuestas empaquetadas en las democracias participativas; y la protección, la justicia social y la igualdad en las democracias constitucionales convierten a los ciudadanos en súbditos de sus representantes, de las burocracias y del Estado;  ciudadanos pasivos que oscilan entre el voto, la queja, la opinión, la protesta y el agradecimiento. Solo la Democracia Deliberativa posibilita que los ciudadanos, en su calidad de soberanos, definan, formulen y controlen su presente y su futuro. Con autoestima y responsabilidad. A la pregunta de quién define qué, la Democracia Deliberativa responde con preferencia y seguridad: los ciudadanos activos en una conversación plural y basada en el uso de la razón.

¿Qué exigen la Asamblea y Democracia Deliberativas?

Ciudadanos que se informen. Sin información no hay decisiones acertadas.

Ciudadanos tolerantes. Sin tolerancia no hay igualdad entre ciudadanos.

Ciudadanos dispuestos a la conversación franca. Sin franqueza no se toman en cuenta todas las perspectivas.

Ciudadanos que escuchen. Sin escuchar activamente no se comprenden las razones de los demás.

Ciudadanos que acepten la fuerza del mejor argumento. Sin convencimiento argumentado se debilitan los acuerdos.

Ciudadanos que acepten la pluralidad. Sin admitir la pluralidad y diversidad no hay ciudadanía compartida ni democracia de iguales.

Ciudadanos respetuosos de las minorías. Sin espacios para las minorías se imponen la coacción mayoritaria y la subordinación, no el respeto a la diversidad.

Ciudadanos abiertos a nuevas y diferentes perspectivas. Sin apertura mental no se equilibran los intereses propios y comunes, no se aprende de los demás ni se abre el futuro.

Ciudadanos elegantes. Sin las cortesías de la comunicación decente no se crean las condiciones psicológicas para la conversación respetuosa, útil y productiva en democracia.

Ciudadanos pacíficos. Sin comprender que la política existe porque existen las diferencias no es posible la democracia.

Estos diez requisitos hacen posible que la Democracia Deliberativa se establezca como modelo para que los ciudadanos  —diversos y diferentes—   reinventen, acerquen y se acerquen a la política como lugar donde se toman decisiones que inevitablemente les afectan y competen. La división entre revolucionarios y contrarrevolucionarios hace imposible en Cuba la ciudadanía misma y la  igualdad de todos los ciudadanos para buscar soluciones a la vida en sociedad. Lograr estos propósitos no es tarea fácil.  El Certificado de Ciudadanía Democrática que otorgaremos será un poderoso estímulo para colocarnos a la altura de la misión.

La Plataforma Nuevo País cree firmemente que los cubanos podemos, debemos y necesitamos instaurar la Democracia Deliberativa para colocar en nuestros manos, por primera vez en la historia de Cuba, nuestros asuntos y los de la nación.

Las Asambleas Deliberativas permanentes que iremos estableciendo en todo el país son un camino importante en esta dirección. Ellas parten de varios principios: ciudadanía plural, ciudadanía sin coacción y ciudadanía como legitimidad. Por eso las Asambleas Deliberativas no se vinculan ni a las instituciones del Estado ni a las organizaciones o partidos políticos que compiten por el poder. Las Asambleas Deliberativas son poder ciudadano en acción, sin pedir permiso y con dos lemas esenciales:

Pensamos mejor cuando pensamos juntos

Ciudadanía es deliberación 

Mesa Coordinadora

Plataforma Nuevo País   _________________________________________________________________________________

Correo electrónico:  nuevopais11@gmail.com   Web: foronuevopais.com, Blog: proyectonuevopais.org

Fernando Palacios Mogar: 53445927;       Manuel Cuesta Morúa: 52840388                                                                         Twitter: @Historico24,                                                   Twitter: @cubaprogresista

Anuncios

Un comentario en “Asambleas Deliberativas”

  1. Of course, publication isn’t possible without writing first.

    As a rule, it is advisable to avoid knits along with other clingy
    fabrics. A fantastic blog that showcases intriguing and eye-catching
    photography, in addition to some insight into the world of fashion, I’m prepared
    to bet you would like Champagne and Marshmallows.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s