Denuncia


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dionadia Vaillant del Toro, vecina de calle 435 No. 20220 entre 202 y 206, reparto Nuevo Santiago, Santiago de las Vegas, provincia La Habana, habría decidido entrar en huelga de hambre el pasado 28 de agosto. Vaillant del Toro es miembro y Delegada del Movimiento por una Nueva República, y activista de la Plataforma Nuevo País.

Su caso no es singular pero sí, y por eso mismo, duro como lo es para miles de ciudadanos cubanos a quienes se les pretende desconocer y arrebatar bienes inmuebles o la propiedad y uso de terrenos.

Las autoridades del territorio, amparados en su vulnerabilidad política frente al régimen, le han dado un ultimátum para que abandone un pedazo de terreno, aledaño a su vivienda, que ella ha venido utilizando por 26 años, que está dividido entre tres familias colindantes, y que ella emplea para realizar trabajos de carpintería.

No ha importado ni el principio del derecho que garantiza la propiedad de facto por el tiempo de uso, ni que ella pague su licencia y sus impuestos puntualmente como restauradora de muebles.

Ello es evidentemente una represalia por su militancia política en organizaciones pro democracia. No hay, en todo el poblado donde ella vive, ningún movimiento contra reales o supuestas ilegalidades en relación con bienes inmuebles o extensión o uso de terrenos colindantes. Nuevo Santiago es una barriada que se ha venido construyendo en una zona abierta, de baja densidad poblacional, en un espacio prácticamente yermo y en el que el trazado de las viviendas no ha estado constreñido ni por la alta densidad o el alto costo del suelo.  No habría por tanto necesidad alguna de desalojar espacio por interés económico o social.

Es realmente extraño que en momentos en los que las autoridades han decretado una especie de amnistía sobre las propiedades adquiridas, siempre que no sean mal habidas y vayan contra criterios arquitectónicos, se pretenda despojar a Vaillant del Toro de un terreno que ha venido usando desde que prácticamente nació su hijo, Alain Reyes Vaillant, que hoy tiene 28 años. Un joven preparado que trabaja con ella en la carpintería, para mejorar las condiciones económicas de la familia y de un hogar humilde.

Nuevo País seguirá muy de cerca la evolución de este caso.

Mesa Coordinadora

Plataforma Nuevo País  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s