Declaración del CIR: Juan A. Madrazo Luna fue arbitrariamente detenido


El día de ayer 19 de abril, en horas de la mañana, fue arbitrariamente detenido Juan A. Madrazo Luna, activista cívico y líder del Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR). Su detención estuvo precedida por lo que ya se ha convertido en algo habitual en su caso: el empleo del terrorismo de Estado contra su anciana madre Teresa Luna.

La detención estuvo motivada por la serie de talleres que viene dando el CIR dentro de su jornada en homenaje al Partido Independiente de Color, cuyos miembros y líderes fueron masacrados hace justamente un siglo, y por el bicentenario de los sucesos que llevaron al asesinato de José A. Aponte.

Por eso esta detención reviste, simbólicamente, una particular connotación cultural y racista: el régimen criollo de la isla, independientemente de su vestidura ideológica, vuelve a reaccionar con virulencia frente a quienes creen en la auto emancipación y autonomías culturales y viene desarrollando una fuerte labor de empoderamiento y autoconciencia ciudadanas. Una muestra de que las personas negras en Cuba tienen una ardua labor por delante: trabajar como ciudadanos en la democratización de la sociedad cubana y también desde la conciencia racial para completar el proceso de integración de la nación.

Ciertamente las autoridades del régimen pierden la compostura y la autoridad con cada paso que dan contra el CIR. Incapaces de gestionar una contestación intelectual, cultural y política, solo les viene quedando el uso del poder como castigo y venganza contra quienes no logran reducir a la obediencia racial y étnica. Y el uso del poder como castigo, alejados cada vez más del ordenamiento jurídico vigente, disminuye la autoridad del gobierno en formas que su desesperación no logra percibir. Peor: el empleo permanente de la devastación psicológica de una madre como técnica de poder político no es solo terrorismo de Estado, sino una cobardía desconectada de toda la tradición cubana. Y responsabilizamos al Estado cubano por las consecuencias que su actitud pueda traer a Teresa Luna.

El CIR  aprovechará su interlocución con el Comité de las Naciones Unidas contra la Discriminación Racial para iniciar un proceso de denuncias bien documentadas sobre las prácticas discriminatorias del régimen en detrimento de quienes, sin violar la ley, luchan por la plena igualdad racial y el empoderamiento independiente de los ciudadanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s