Langostas en remojo


Hubo barcos montados en 500 y hasta mil cucos por tripulante. Legal, no de cuento. Hubo regocijo. Al fin se enteran dijeron. A ellos (el gobierno) les conviene porque ellos (el gobierno) venden la tonelada a 30 mil dólares y a la tripulación se la estaban pagando el 0,5% de la cifra. Y empezaron a pagar el 1% a repartir entre la tripulación y fue la lluvia de cucos.

Por la izquierda se siguió vendiendo a los chiquipacas[1] de Cajío Guanímar Caimito o del mismo Batabanó, que son los que abastecen los paladares y las despensas de los nuevos ricos de La Habana. Pero mucho menos. Los chiquipacas las pagan al doble de lo que pagan ellos (el gobierno). Es decir que el mercado negro la paga al 2% e incluso al 2,5% del precio en el mercado mundial. Y no obstante el marinero prefirió el gobierno a la ilegalidad.

No había que ser económico ni ingeniero ni inspector ni de la secreta para saber que más de la mitad de la captura no iba ni a Francia ni a España ni a Japón, y hasta el más analfabeto de los pescadores estaba apto para dar lecciones a los másteres del Ministerio de la Pesca. Sencillo: paguen un poquitín más. Ganarán un poquitín menos por tonelada, pero la producción se les duplicará y hasta se les triplicará. Aprendan coño.

Y así fue. La economía subterránea que alimenta a cientos de familias entró en crisis. Las de los cientos de chiquipaqueros, de neveros, de luchadores y de paladareros. También las de los que se embarran que son los inspectores que hay que tocarlos, los cevepés, y la policía que protege avisa y cobra el servicio.

Y los pescadores eufóricos agradecidos de hacer las cosas legal. ¡Porque el sueño del cubano masa es ganar dinero legal! ¡No tener que inventar sobornar delinquir! ¡Y el sueño mío que es hacer un post hablando bien del gobierno! ¡Y creí que había llegado la hora! ¡Y estuve a punto de hacer ese post! ¡Al fin los comunistas hacían algo reconocible!

Pero me voy a quedar con las ganas, porque la alegría duró poco.

Hace un par semanas el runrún se oficializó. Los langosteros salen, calan las nasas, y al otro día a recogerlas y dale a puerto que ahora hasta junio del año que viene. ¡¡¡Hasta cuando!!! Lo que oyeron. Hasta junio. Entonces noviembre, diciembre, enero, febrero, marzo abril mayo, ¡siete meses de veda tiempo muerto viviendo de qué, ¿del aire?!

Porque no guardaron pan para mayo ni maloja para el caballo porque no avisaron, que si avisan el plan que sobre cumplen es el de la venta paladarina. Que quien ha visto un pescador guardando pan para mayo un hombre que está diez días en la mar darle dinero a la mujer que se queda sola en casa a santo de qué. El pescador cobra y a fajarle al bucanero hasta que se seque el bolsillo.

Y no diga usted los pescadores solos; ¡la fábrica de langosta con más de doscientos obreros! Que la veda siempre fue en febrero, que con los nortes recala bastante langosta del Golfo de México.

En el combinado pesquero las reuniones en pequeños grupos. Los barcos de la zona 2 por la mañana, de la zona 3 por la tarde, al día siguiente los de la zona 4, el jueves la gente de la fábrica. Los ánimos están caldeados y los directivos dividen no para vencer sino para no perder, porque si a los mil y pico de trabajadores de la pesca los juntan para la mala noticia, la presión hará saltar la válvula de seguridad y quien sabe.

¿Pero y por qué parar ahora, justo ahora? Porque se cumplió el plan anual de 900 toneladas en solo cuatro meses que hacía años no se cumplía, y los europeos ya no quieren más. Ah, vamos, tírame otra que esa no la creo. Bueno porque se está extinguiendo la especie. ¡Eso es cuento compadre! Bueno, porque no hay mercado. ¿Se acuerdan toda la langosta viva que se le vendió a China hace cuatro años? Metimos la pata porque los chinos hicieron viveros y ahora tienen el mercado para ellos y nosotros cero. Y mentecateces por el estilo para transferir la culpa y canalizar la furia.

Pero el año que viene, ay, el año que viene, va y cumplimos el plan. ¡Tarro! El año que viene será el desquite. ¿Quieren oír mentiras? Pues afínquense, que mentiras y no langosta es lo que va a sobrar.


[1] Embarcación rústica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s