ACDEI y los cambios en el sector educacional cubano


La creación de la Asociación Cubana para el Desarrollo de la Educación Infantil (ACDEI) es un cambio dentro del contexto educativo cubano actual. ACDEI fue fundada como asociación el 22 de septiembre del 2010; anteriormente se trataba de un proyecto comunitario llamado Plapliplo, con alumnos de la enseñanza primaria.

El posterior desarrollo del proyecto hasta convertirse en ONG se debe a la capacitación recibida por su actual coordinadora en cursos a distancia del Instituto Tecnológico de Monterrey (www.massociedad.org.mx) referidos a la sociedad civil y el curso de liderazgo en la Universidad de Texas El Paso. En el presente texto se detalla todo el proceso del cambio personal experimentado por una ciudadana, así como las transformaciones realizadas en la ONG ACDEI.

Maestra del Proyecto Plapliplo: Agente de Cambio Interno

Uno de los objetivos esenciales del proyecto Plapliplo era elevar la calidad de la educación de los niños y niñas cubanos de bajos recursos. Se pretendía convertir el proyecto en un soporte de apoyo al Sistema Oficial de Enseñanza Primaria en la comunidad. Comenzaba desde preescolar hasta sexto grado, aunque en la práctica empezó exitosamente desde el primer grado hasta cuarto.

Después de cuatro años de trabajo, el alumnado había adquirido suficientes habilidades como para que continuase sus estudios sin la ayuda del proyecto. Como maestra la relación se circunscribía a la existente entre docente –padres-alumnos. Las actividades eran  significativas  y  el quehacer de la coordinadora muy laborioso, como corresponde a un buen docente; sin embargo  lo que sucedió después era impredecible.

Los cambios introducidos en el proyecto se pueden simplificar de la siguiente manera: un nuevo enfoque de cómo impartir las clases y crear la independencia necesaria en el alumnado para que fuese capaz de asumir adecuadamente nuevos retos académicos y sociales.

Se debe mencionar que no fue sencillo demoler las barreras que están dentro de algunos  padres cubanos para conseguir que aparezca una buena disposición al cambio de estrategia en la enseñanza. Exigió un esfuerzo de todos los involucrados, los alumnos, sus familias y la docente, la cual al cabo de cuatro años descubrió que su trabajo había sido monitoreado por directivos de educación de uno de los  municipios de  la capital (Playa).

Fue una sorpresa y alegría a la vez, se sabía que dentro del grupo había padres opuestos a los cambios, aunque continuaron en el proyecto hasta el final. Nada pudieron objetar los funcionarios del Ministerio de Educación con respecto a las clases impartidas dentro del proyecto Plapliplo y su dosificación; desde un inicio  preparadas respetando el programa oficial de enseñanza cubano, aunque con actividades y ejercitaciones diferentes.

El  único cambio importante consistió en la estrategia del proyecto al emplear  recursos tecnológicos. La familia de los alumnos estuvo  involucrada en la introducción de la  tecnología, pues  tenía el derecho de participar para que se sintiera valorada y asumiera de mejor agrado su compromiso. Se identificaron rápidamente las resistencias por parte de algunos progenitores para dirigir especialmente los esfuerzos hacia ellas. La comunicación docente- padre era constante pero las intervenciones se intensificaron en particular con los más desconfiados. Se comprendieron  sus miedos y a la vez con firmeza se continuó el novedoso procedimiento. La correcta predicción de los resultados esperados había sido evaluada con anterioridad en otro grupo de alumnos. Este aspecto daba una ventaja inobjetable al éxito del proyecto. Así se anticipaban las maniobras necesarias ante las dificultades  y obstáculos de esta nueva propuesta.

Coordinadora de la Asociación Cubana para el Desarrollo de la Educación Infantil: Agente de Cambio Interno

 Con el fin del período escolar  de ese año la coordinadora comenzó a estudiar en cursos a distancia del Instituto Tecnológico de Monterrey (www.massociedad.org.mx) referidos a la sociedad civil. Emprendía así nuevos pasos al cambiar su propio enfoque de ciudadana que desea  ayudar a la sociedad cubana en los asuntos educativos. Ante todo existía un gran dilema: ¿Por dónde empezar? El curso de Liderazgo de la Universidad de Texas El Paso ayudó ante el desafío. La ejecución un trabajo investigativo sobre un tema escolar fue el comienzo de la  investigación bibliográfica, los trabajos publicados sobre educación por los propios expertos cubanos y las recomendaciones y tratados firmados por Cuba con entidades internacionales como UNICEF y la ONU.

La solución salió a la luz: Cuba enfrenta dificultades con la enseñanza preescolar y sobre todo en el ámbito de las guarderías privadas.

El conocer el principio del camino no era más que una etapa. La próxima debía ser asumir el compromiso y  la voluntad de recorrerlo y además, involucrar a otros seguidores. Llegó el momento de elaborar un árbol de problemas. Una vez confeccionado con la ayuda de todos los involucrados, incluyendo las recomendaciones de amigos, alguien debía asumir el liderazgo y sus riesgos. El deseo de compartir la autoridad  no fue posible por la hostilidad del medio social cubano.

Minzberg y su obra “Diseño de Organizaciones” es una herramienta muy efectiva. El momento y la nueva organización precisaban de  un diseño simple. La estructura simple facilita controlar la calidad del desempeño y responsabilizar más definidamente de él a los miembros de ACDEI y personas involucradas en el proyecto. Esta distribución organizativa es muy flexible y dinámica, necesaria en situaciones como las que tiene Cuba actualmente si bien tiene sus desventajas explicadas detalladamente por Mintzberg (1989, Pág. 136).Una de ellas es la posibilidad de que ACDEI no crezca lo suficiente de mantenerse con tan pocos miembros, aunque pudiera expandirse si se le reconoce como asociación.

dora

Otro reto formidable es el reconocimiento legal de ACDEI en Cuba. Se buscó asesoría legal en la Asociación Jurídica de Cuba y Cubalex (ambas, organizaciones independientes de la sociedad civil cubana). Aquí ocurre otro cambio para enfrentar las nuevas circunstancias. No bastaba el enfoque educativo, es indispensable incluir el aspecto legal para garantizar el triunfo y proteger lo realizado.

Lecturas sobre asuntos jurídicos de las ONG y sus retos actuales en otros países dieron una visión mucho más completa de las necesidades de ACDEI. Esta actitud fue bien recibida por los miembros. Ahora las informaciones sobre leyes se transmiten rápidamente a cada uno. Es de vital importancia la comunicación libre entre todos los de la organización. Este flujo e intercambio fortalece la confianza de los seguidores.

Maestra de la Asociación Cubana para el Desarrollo de la Educación Infantil: Entre Agentes de Cambio Interno y Externo

En el árbol de problemas se observa que algunas guarderías privadas no solo dan un servicio deficiente, sino  que incluso no saben gestionar la guardería como un tipo de servicio rentable. No hay conciencia de que tienen un negocio. ACDEI se propuso llevar los cambios no solo en el cuidado de los niños, sino también en la gestión del servicio para hacerlo más eficiente.

Para identificar desde una óptica externa las situaciones o elementos perjudiciales a la guardería somos agentes externos del cambio. Para que se ejecute y supervise el mantenimiento del nuevo modelo somos agentes internos, actuando como parte de la guardería y evitando en lo posible herir susceptibilidades.

La ventaja de los agentes de cambio externos es su perspectiva objetiva y fresca de los problemas, su desprejuiciada evaluación del problema, además del empleo de una metodología especial y habilidades avanzadas para conocer los aspectos particulares que se deseen cambiar.

Los agentes externos son consultores eventuales con conocimientos especializados en la teoría y métodos de cambio que penetran en la organización a fin de estimular el cambio. Están en mejor disposición para hacer cambios drásticos pues no enfrentan  las consecuencias que se desprendan del proceso. Hay  múltiples metodologías y modelos que pueden ser utilizados para la implantación de una estrategia de cambio. Pero, generalmente, la mayoría de iniciativas de cambio suelen desarrollarse a lo largo de diversas etapas básicas:

  1. Determinar los objetivos del cambio de forma precisa y de la forma más clara posible.

           En el caso de ACDEI en las guarderías privadas los objetivos fueron:

Cambios en la atención a los párvulos

Cambios en el servicio de la guardería y su gestión como negocio.

2. Crear una estrategia de innovación y cambio

En relación a los supuestos de Bass y Leithwood se procurò:

a)           Convencer con hechos de que la guardería en estudio realiza una labor muy importante y es la más seria y completa de la comunidad. Ella solo necesitaba añadir algunos detalles para demostrar diversos supuestos y nosotros (ACDEI) íbamos asumir esa tarea. La probabilidad de fracasar había sido tenida en cuenta debido a la poca competencia y su falta de estrategia.

b)           Se confecciona un mural con bellas fotos digitales de todos los niños que asisten a ella. Se le dejó un DVD por si algún progenitor, si lo deseaba, podía imprimir la foto de su hija o hijo. El objetivo del mural es darle un sentido de pertenencia de la guardería tanto a los niños como a sus padres. Sirve a su vez como constancia de que están ocurriendo cambios.

c)           Se comenzaron a impartir clases académicas y deportivas a los niños y breves seminarios a las educadoras. Se tomaron fotos de las mismas como constancia de que la guardería también brindaba ese servicio. Todas las actividades realizadas se grabaron en DVD y se entregó una copia a la guardería. Siempre el DVD está a disposición de los padres.  No solo se trata de una constancia de las actividades realizadas, sino también es un recuerdo para los padres que soliciten el disco para quemarlo.

d)           Mientras se imparten las clases, los mismos propietarios detectan si disponen o no del mobiliario adecuado, los recursos necesarios, etc.

3. Diseñar el cambio organizacional/de la guardería

(Empleo de hojas informativas, documentos legales sobre el programa Educa a tu hijo, files sobre el desarrollo de cada párvulo, etc.)

ACDEI no  le indica a la guardería que hacer, la propia dinámica de las clases (en sí misma es un cambio) y el quehacer diario les hacen apreciar a los propietarios la importancia de la documentación y los modelos como forma de controlar su trabajo y el desarrollo de los niños.

4. Mantener y consolidar el proceso de innovación (resistencias, crisis, superar fases difíciles).

El proceso de innovación en las guarderías conlleva una inversión, en algunos casos costosa dado el bajo margen de ganancia de muchos de estos centros asistenciales. Sin embargo  proporciona ventajas tanto para los párvulos como para  los propietarios y su desempeño laboral. Es secuencial  el progreso a través de estas cuatro fases y por lo general el cambio se introduce solo a pequeña escala y por ser efectivo se extiende actualmente a otras guarderías que no estaban implicadas en el programa original.

Conclusiones

La creación de la Asociación Cubana para el Desarrollo de la Educación Infantil ha provocado un cambio sustancial en todos los miembros de ACDEI y en las comunidades donde trabaja. En su afán de ayudar a resolver un problema –la educación infantil en Cuba- han tenido que actuar como líderes, educadores, agentes de cambio interno y externo, consejeros, y en alguna medida, promotores de la sociedad civil. Sin pretenderlo se habla abiertamente de internet y responsabilidad ciudadana.

El precio es alto en un país con un sistema autoritario, pero los resultados son muy reconfortantes. Las propietarias de las llamadas por ellas mismas “guarderías” tienen más confianza y amor a lo que hacen. Poco a poco reciben el reconocimiento social que les niegan  los medios de prensa y el Estado. Los párvulos aprenden y son evaluados sicológicamente a pesar de la escasez de recursos.

El cambio se ve desde que ACDEI llega a una guardería. Las fotos archivadas son las mejores evidencias. Antes de los cambios, las instantáneas muestran una casa que cuida niños. Con la intervención de ACDEI las fotos revelan como las guarderías se transforman en  “un aula dentro de una casa”. Sin mencionar la satisfacción de los propietarios y sus empleados,  ahora los familiares de los párvulos aprenden de la guardería y reciben orientaciones referidas a la educación y salud de los párvulos. En Cuba  falta mucho por hacer en educación infantil aunque ahora ACDEI haya logrado algunos resultados e investigaciones que son promocionados en el blog www.plapliplo.palabrascubanas.com y otros medios de divulgación.

 

About these ads
Entrada siguiente
Deja un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: